Asus O!Play review

Llevaba un par de meses con la idea de comprar un Media Player HD y jubilar mi NOX HTPC. Tenía varias opciones:

DViCO TVIX 6500 (279€)
Asus O!Play (119€)
Popcorn Hour C-200 (349€)

El Tvix tenía todos los números, tres amigos míos ya lo tenían y estaban muy satisfechos con él. Los de DViCO están haciendo un gran trabajo con las actualizaciones y hoy día es uno de los mejores reproductores HD del mercado. Casi estaba convencido de comprarlo, cuando en junio Asus anunció el O!Play, que por características prometía plantarle cara al Tvix y superar al Popcorn A-110 y al WD HD. Como salía en julio, decidí esperar. Mientras tanto, Popcorn anunció el sucesor del A-100, el Popcorn Hour C-200, con el último chip de Sigma, el SMP8643.
Finalmente decidí quitar al Popcorn de mi lista de preferencias, por una simple cuestión económica, y comprar el Asus O!Play. Si no me convencía, siempre podría cambiarlo por el Tvix.

Y ayer, por pura casualidad, lo encontré en una tienda de Barcelona y al módico precio de 88€ (IVA incluido).
Al llegar a casa lo instalé en un abrir y cerrar de ojos (HDMI a la tele, cable óptico al amplificador, AC a la corriente). Una vez en marcha, le conecté un Seagate FreeAgent de 750GB por USB y lo reconoció a la primera. Me fui directo a una película que siempre me ha dado problemas con anteriores reproductores. Era El diablo viste de Prada, en formato M2TS con un bitrate de 32,6 Mbps (H264 High@L4.1) y DTS a 755 Kbps, a 23,976 fps. La vi entera sin problemas, con total fluidez y sin pérdidas de sincronismo audio-vídeo (avancé hacia delante y hacia atrás varias veces, a ver si petaba, pero no… estable como una roca).
Ya por la mañana, conecté mi otra adquisición de ayer tarde, el Sharkoon QuickPort Pro.

Tenía intención de conectarlo por USB al Asus y por eSATA al PC, así podría nutrirlo desde el PC a toda velocidad y el Asus accedería a él sin problemas por el lentorro USB. Pero… lo único que vi fue un DEVICE NOT SUPPORTED bien hermoso. Ni por USB ni por eSATA, el Sharkoon no está soportado por el O!Play. Empezamos mal… Ya he reportado el error a Asus. (* Solucionado con el firmware 1.11)

Lo siguiente fue acceder a mis carpetas compartidas en el PC. Una hora después del primer intento, seguía sin poder acceder. Me pedía login y password, y por muchos cambios que hice en el PC, no hubo manera. De vuelta al foro de Asus, veo que no soy el único con este problema. Al parecer, el Asus y el Windows 7 no se llevan bien. Segundo error reportado a Asus. (* Solucionado con el firmware 1.17)

En el FreeAgent sólo tenía DVDs, en formato VTS e ISO, los cuales pudo reproducir sin inmutarse, menus incluidos, y algunos MKV, tanto 720p como 1080p. No tuvo ningún problema con ellos, excepto con los subtítulos, que los acentos y caracteres como la ñ salían corruptos. De todas formas hay una opción para cambiarle la fuente de los subtítulos, ya me lo miraré. Tampoco tuvo problemas con los audios, pude pasar de uno a otro pulsando una tecla y los DTS se oían perfectamente por la TV a través del HDMI.

Actualización: He probado el apartado Musica. Se ha tragado sin rechistar archivos FLAC, MP3, WMA y OGG, tal y como prometían sus especificaciones.
Obviamente, puedes ver fotos mientras suena la música.

También he probado un MKV vía Pendrive y no han habido problemas. Lamentablemente, mi Pendrive es de 4GB y lo tengo bastante petado, haciendo sitio he conseguido meter un documental de 1,5GB a 720p y AC3 2.0, ya se que no se le exige mucho con eso, pero era lo que tenía más a mano.

Actualización 3/8: He probado el BD del Caballero oscuro, el TrueHD se escucha por la tele a través del HDMI, y por SPDIF por el amplificador, aunque en 2.0 (mi Harman Kardon no es compatible con TrueHD y DTS-HD).

* Actualización 15/12: Instalada la versión 1.17P del firmware. Tanto el Sharkoon como el Windows 7 funcionan perfectamente con el Asus O!Play.
Sorprendente como está evolucionando el aparato… poco a poco están puliendo errores y añadiendo nuevas características.

Podéis encontrar más información en este hilo de Antiscreeners.

Anuncios

And the winner is… Blu-Ray

He tenido la gran suerte de nacer y crecer en un país en paz. Sólo he visto las guerras por televisión y lo más cerca que he estado de una de ellas ha sido jugando al Call of Duty y similares. Hoy en día se libran guerras en varios lugares del mundo, pero yo permanezco distante, ocurren lejos de mi hogar y no me afectan directamente.

Al margen de estas guerras, existen otras que nacen con la finalidad de convertir una idea en estándar. La sociedad crea una necesidad (¿o lo hacen las grandes corporaciones?), aparecen soluciones y debe elegirse cual de ellas es la más idónea. La elegida se convertirá en la norma a seguir. Ejemplo de ello es la llamada ‘guerra de formatos’, una batalla en busca del contenedor perfecto para contenidos en alta definición.

 

HD Logos

 

Estoy completamente rendido a la alta definición, tengo una señora televisión en el salón que me proporciona grandes momentos de placer visual y cualquier contenido que no sea igual o superior a 720p me parece ya borroso. Pero no nos engañemos, el HD no representa un cambio como el que supuso pasar del VHS al DVD. Es una evolución del DVD, lo mismo pero mejor. Y el dinero que me gasté en renovar mi colección de películas VHS, comprando los mismos títulos en el nuevo y maravilloso formato digital, no volverá a ocurrir con la aparición del HD.

Así pues, esta guerra de formatos ha pasado por delante de mis narices como quien ve llover. Las razones que me han llevado a tal pasotismo son:

1.Incertidumbre
Una guerra es una guerra, aunque sea de formatos. Como decía el eslogan de aquella famosa película, sólo puede quedar uno. Personalmente, después de ver lo que pasó con los DVD-R y los DVD+R, pensaba que el HD-DVD y el Blu-Ray podrían coexistir, pero parece que la batalla iba en serio y que en este jugoso mercado sólo había sitio para uno. El Blu-Ray de Sony se ha llevado el gato al agua y dentro de un tiempo sólo saldrán a la venta títulos en ese formato.

2.Precio
En los tiempos que corren, donde un lector de DVD te cuesta menos de 50€, pagar 500€ (o más) por un lector de alta definición se me antoja excesivo. Y estando el DVD de capa caída con precios de 6€ por película, pagar 30€ por un Blu-Ray pues más de lo mismo. Esto, unido a la incertidumbre, ha provocado que prefiriese esperar un tiempo. Más adelante veré si con un lector de BD en mi HTPC tengo suficiente, si vale la pena comprar un lector independiente o finalmente paso de todo y sigo con mi punto 3.

3.x264
El codec x264 ha supuesto para el HD lo que el DivX supuso para el DVD. Una alternativa cómoda, accesible y gratis para la alta definición. Atrás quedaron los tiempos de bajar al videoclub a alquilar el estreno de la semana y volver a casa con una película del mes pasado porque todos los estrenos ya estaban alquilados. Ahora las cosas han cambiado, los estrenos se descargan de la red, se comparten…
Tal vez algún día, con la llegada de la HDTV a España, podamos disfrutar de una taquilla en alta definición cómoda, accesible y… a un precio razonable.

4. Coleccionismo
Hace años empecé, casi sin querer, una colección de fotos. Pasados un par de años, mi colección llenaba ya un CD. Cuando la di por acabada, contenía 149.027 fotos, 130 vídeos y ocupaba la friolera de 15,29 GB.

Con la llegada del DVD fui migrando mis VHS a ese formato, creando de nuevo, otra colección. Pero llegó un día que, mirando la estantería, vi que tenía varias películas todavía precintadas, y que de nuevo estaba creando una colección que no tenía ningún sentido. Me cansé de coleccionar, de almacenar por puro capricho.

Desde entonces no he comprado más películas, las descargo de Internet, las veo y las borro. Ni el Blu-Ray ni las bondades de la alta definición me han tentado a crear una nueva, cara e inútil colección. Creo que con las casi 150 mil fotos llené de por vida mi ansia de coleccionar.

Personalmente me alegro de que haya terminado esta estúpida guerra, si hubieran llegado a un acuerdo desde el principio, los consumidores lo habrían tenido más fácil y las distribuidoras habrían sacado sus títulos en un único formato en lugar de dos. Todo ha sido una pérdida de tiempo y de dinero.
HD-DVD, descansa en paz…