Mixes de los ’80

El otro día recordé lo mucho que me hicieron disfrutar los mixes que se publicaron en los años 80.
Inmediatamente me lancé a Youtube a ver que encontraba… y mi primera búsqueda no sólo me devolvió el resultado correcto, sino que me proporcionó un listado de los mejores mixes de aquellos tiempos.
Aquí os dejo los que, para mí, son los mejores mixes de los ’80. El ‘Magic Mix’ y el ‘Sanni Dance Mix’ los he subido yo, espero que Youtube no los borre…

Discjockey Mix (1986) [Mike Platinas y Javier Ussía]

Max Mix que nunca (1986) [Mike Platinas y Javier Ussía]

Sanni Dance Mix (1986) [Pedro del Moral]

Magic Mix (1986) [Jonathan]

Max Mix 2 (1985) [Mike Platinas]

Bolero Mix (1986) [Raul Orellana]

Spaguetti Mix (1994) [Tony Peret y José María Castells]

Sandy

Aún quedan unas semanas para verte nacer y ya imagino tu primer latido, tu primer ruidito. Mimaré tu nacimiento paso a paso, recordando cada segundo… sabré al dedillo de qué estás hecho, cuan grande es tu corazón; sabré cuáles son tus límites, cuanto puedo esperar de ti y hasta donde podemos llegar juntos; si te pones enfermo podré sanarte, porque te conozco, porque mi corazón y mi manos te dieron la vida! Escogí cada parte de ti con suma dedicación, sabiendo que estaba creando algo único, algo mío, un reflejo de mi personalidad…
Asumiré una vez más mi rol de creador, volcaré en ti mi responsabilidad de padre y guiaré tus primeros pasos hasta que puedas valerte solo, y recorreremos un camino que no tiene por qué ser fácil, pero que sin duda nos hará crecer mutuamente. Hasta que algún día seas tú quien me guie, mi maestro, mi compañero de fatigas, mi compañero de juegos…
En febrero nacerá mi tercer ordenador, montado pieza a pieza, mimado desde su concepción, y cuando lo encienda por primera vez, sonreiré y le diré: ¡¡Bienvenido al mundo x86, hijo mío!! 😛

Todo empezó con una Matrox...

Vivir el presente

A veces me gusta jugar a echar la vista atrás, repasar mi vida y montar el puzzle. Porque, qué es la vida  si no un puñado de piezas que van encajando, día tras día. Da lo mismo que retroceda dos años que diez, las piezas siempre encajan. Me divierte recordar las cosas que hice a los 16 años, la gente que conocí, las decisiones que tomé y como han repercutido en mi vida, como gotas de agua provocando ondas que viajan a través del tiempo, sin detenerse. Todo aquello que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad, todo nos acaba influyendo en algún momento, tarde o temprano.

Por eso creo que hay que vivir sembrando semillas de alegría, de humildad, de esperanza, de amistad, de bondad. Si recorro mi vida dejando atrás tristeza, desesperanza, odio y rabia, eso me encontraré en el futuro. Una vez una amiga me dijo ‘el futuro no existe, deja de preocuparte por él’. Razón no le falta, debemos focalizar nuestra atención en el presente, es lo único que importa. Tan solo debo recordar las decisiones que tomé en mi juventud (mi presente por aquel entonces) y darme cuenta como se ha ido construyendo mi futuro, pieza a pieza.
La huella que dejamos en la gente y los conocimientos que vamos adquiriendo son semillas que echan raíces y que brotan ante nuestros ojos, años, décadas más tarde.

Sembrar

Debemos aprender, y yo el primero, en confiar. Dejar de preocuparnos por el día de mañana, o al menos no más allá de lo que dicta el sentido común. Como dice mi querida Milagros, ‘Dios proveerá’. O lo que es lo mismo, ‘Recogerás lo que has sembrado’.

Hace poco Ana compartió en Facebook una entrevista a Elsa Punset, quien nos hablaba de la suerte. Si le dedicáis los 12 minutos que dura el vídeo, os daréis cuenta de la importancia de vivir el ahora y de prestar atención a los detalles, a tener los ojos abiertos y no dejar escapar esa oportunidad que nos brinda el presente, y que puede ser de vital importancia en el futuro.

En la web psicología-positiva tienen ocho áreas que resumen a la perfección cómo debemos construir nuestro presente: Optimismo, Resiliencia, Flow, Felicidad, Creatividad, Humor, Inteligencia Emocional y Fortalezas Personales.
Vivir la vida con optimismo, confiando en que el futuro nos dará lo que necesitemos; y que si no es así, nos dará la fuerza necesaria para superar las adversidades; dedicar tiempo a una actividad que esté a la altura de nuestras destrezas y que nos ayude a fluir; porque eso nos aportará felicidad; se creativo, cocinando, dibujando, escribiendo, interpretando, cantando…; sonríe, la risa es una de las mejores medicinas; emociónate y trata de entender las emociones de los demás; forja tu personalidad en base a unos principios básicos (sabiduría, coraje, humanidad, justicia, moderación y trascendencia).

Series de dibujos animados

Casi todos hemos disfrutado de pequeños con alguna serie de dibujos animados. Sea lo que fuera lo que nos aportara, hacía que nos quedáramos embobados mirando la tele. El otro día llegó a mí un vídeo de una de esas series, y tirando del hilo (aka vídeos relacionados en Youtube) hice acopio de las intros de las series que más me gustaron siendo muy joven. Seguramente me deje alguna, a medida que vaya recordando iré actualizando la entrada.

Dragon Ball

Junto a su sucesora (y Dr. Slump!), la mejor serie anime de todos los tiempos (los mios, claro…)

Dragon Ball Z

Digna continuación, aunque al final se les fue la mano

Dr. Slump

Sigo pensando que estas series deben la mitad de su éxito al extraordinario doblaje en catalán. Info

D’Artacan y los tres mosqueperros

D’Artacan se ponía colorado cuando veía a Juliette!  Info

Jackie y Nuca

Mi hermano y yo tuvimos durante muchos años a nuestros inseparables peluches Jacky (yo) y Nuca (él). Info

La vuelta al mundo de Willy Fog

Mocedades cantaba las canciones!! Info

Érase una vez el hombre

La veía los sábados por la tarde, y con suerte acompañado de un Tigreton!! Info

El Inspector Gadget

La intro en castellano era en francés, esta en catalán es más simpática. Info

La Abeja Maya

Todos los personajes eran adorables, Willi el zángano, Flip el saltamontes… Info

Don Quijote de la Mancha

Doblaje de lujo, aunque por entonces no tuviera ni idea… Info

Ulises 31

No me acabó de gustar, y creo que no la vi terminar. Info

Banner y Flappy

No se qué tenía esta serie, pero me hacía llorar con facilidad… Info

Los Picapiedra

Serie casual donde las haya… esta intro en catalán también mola más. Info

La Familia Robinson

Maravillosa banda sonora. Años más tarde Himekami me regalaría temás similares, para mi gozo y disfrute. Info

Erase una vez una ciega y un mudito

La vida, en su natural perfección, los unió en el preciso momento en que ella deseaba ver más allá de su mundo conocido, y él comunicar más allá de su mundo interior. Así pues, comenzaron un puzzle que poquito a poco fue dibujando un nuevo mañana, lleno de esperanza y nuevas ilusiones. Como si un imán las atrajera, las piezas del puzzle fueron encajando, una tras otra, con suavidad y exactitud.
Al principio, mudito enseñaba a su compañera ciega a sentir el amor desde el silencio. Recorría su suave piel centímetro a centímetro, expresando con sus manos todo lo que sentía: acaricio tu cintura… ‘me gustas mucho’, deslizo mis dedos por tu espalda… ‘qué paz siento a tu lado’, rodeo el cuello hasta llegar a tu hombro… ‘eres preciosa’, te abrazo y pego mi cuerpo al tuyo… ‘no hay momento más perfecto que éste’. Se besaban y se descubrían, en silencio, durante horas.

Por otro lado, la hermosa ciega enseñaba a mudito a comunicarse con el mundo exterior. Con ella aprendería a ser espontáneo, a decir lo que pensaba, sin filtros; a eliminar la timidez, tan arraigada en su garganta tras años de silencio avergonzado; a cantar en voz alta y a gritar; en definitiva, a experimentar una nueva forma de libertad.
Pasadas varias semanas surgieron varias piezas que parecían no encontrar su lugar en el puzzle. Mudito y la alegre ciega las apartaron y siguieron disfrutando juntos de su aprendizaje, aunque los dos sabían que tarde o temprano esas piezas deberían encajar, o todo el puzzle se vendría abajo.
Mientras tanto, mudito empezó a experimentar un sentimiento que no había sentido jamás: celos. Le asustaba tener celos, era un estado visceral y salvaje que escapaba a su control, y no sabía exactamente qué los provocaba. Imaginó que la extraordinaria belleza de su dulce ciega era la fuente de dichos celos, y que con el tiempo acabaría controlándolos. Se sintió dichoso y no le dio más importancia al tema.
La relación avanzaba despacio, no tenían prisa y preferían caminar con paso seguro. Y aunque la mayoría de las piezas iban colocándose sin apenas esfuerzo, seguían habiendo algunas que ninguno de los dos se atrevía a encajar. Hasta que la incertidumbre que provocaba su orfandad obligó a mudito y a su compañera a afrontar la situación. Hallándose ambos en un estado de suma fragilidad emocional, decidieron dar un nuevo rumbo a su relación, con el fin de no hacerse daño y protegerse mutuamente. Acordaron no seguir construyendo el puzzle, dejarlo tal y como estaba y mantener una amistad muy especial que les permitiera, más adelante, continuar el puzzle con garantías. Los dos amigos, satisfechos con su sabia decisión, vieron en ella una maravillosa oportunidad de experimentar un nuevo tipo de relación, excitante y liberal.
Pero aquello que mudito pensó que podría controlar, volvió con fuerza y virulencia. Los celos se convirtieron en furia descontrolada, y mientras su querida ciega compartía felizmente su tiempo con otras amistades, mudito sentía algo en su interior que le quemaba y le hacía retorcerse de dolor. Angustiado y temeroso de verse sumido en la locura, decidió romper el pacto con su amada.
Estar con ella le elevaba a un estado de paz absoluta, pasaba la semana soñando con ese momento. Las horas que compartía con su adorable amiga eran el sustento del resto. La dualidad había vuelto a gobernar su vida. Su sonrisa, sus besos, sus caricias, sus jerséis a rayas, su voz, sus pequeñas manos, su olor, su dulzura… Ella era el motor de su vida.
De repente lo entendió todo. Estaba enamorado. El pacto de amistad no fue más que un medio inconsciente para poder seguir viéndola, y los celos gritaban con fuerza lo que el corazón necesitaba.
Un compromiso.
Desde el principio ninguno de los dos quiso comprometerse, y avanzaron, uno apoyándose en las excusas del otro, hacia la nada, hasta quedarse ciegos y sin palabras.

En busca de un netbook

El pasado diciembre tomé la decisión de comprarme un netbook. Me puse a buscar información sobre modelos y características y el que más me gustó fue un modelo de Asus, el Eee PC 1201N. Según leí, tenía que haber salido en noviembre, pero por razones desconocidas en diciembre todavía no estaba a la venta. El netbook prometía las siguientes especificaciones:

Asus Eee PC 1201N

A día de hoy sigue sin estar a la venta (al menos en occidente), pero al menos me sirvió para tener claro qué características debía tener mi netbook:

Windows 7 (Starter o Home Premium)
Pantalla LED de 11″ (de 10″ o 12″ también me vale)
– Resolución de pantalla 1366×768
– Procesador Atom N450 o uno de la serie CULV
– VGA Intel 3150 / Nvidia ION
– Salida HDMI
2GB RAM
– HD de 160GB o superior
– Wi-fi 802.11.b/g/n (imprescindible el ‘n’)
Lan 10/100 (si trae gigalan mejor, pero podría prescindir)
3 USB 2.0
– Precio entre los 300-450€

Llevo una semana recorriendo tiendas de informática y no encuentro ningún netbook que incorpore todas estas características, alguno se ha acercado, pero pecaba en algún detalle (ausencia de HDMI o Windows 7 en la mayoría de los casos).
En fin, como al fin y al cabo este PC no deja de ser un capricho… esperaré el tiempo que haga falta.

Actualización 26/1
Acabo de ver un MSI que no está nada mal, el Wind12 U230. Lástima de las 4 horas de batería… aunque si no aparece nada mejor, tal vez me lo piense; también es verdad que no monta un Atom, sino un AMD Dual Core… pierdo en duración de la batería pero gano en potencia.
Y hace poco apareció el Asus Eee PC 1201T en Amazon.de, con unas características similares al MSI, a 399€
Esto se mueve!!!

Vanesa Martín

La vida pasa, las cosas cambian, y yo me adapto. Ahora la música se disfruta y se obtiene de otra manera, Internet mediante. El domingo estaba navegando por una conocida página de descargas ilegales y encontré un par de enlaces que me llamaron la atención. Eran dos álbumes de una tal Vanesa Martín. Ni idea, no la había oido nunca… pero me picó la curiosidad.
Abrí el Spotify y encontré los dos álbums disponibles. Bueno, pues empezaré por el más antiguo, Agua (2007).

Y hoy he escuchado Trampas (2009), otra delicia.

Me encanta esta chica!! Os recomiendo que la escuchéis, no os defraudará.
En Canal 2 de Andalucía le hicieron una entrevista (a cargo del cansino Manu Sánchez, no se callará, no!!).