Arrancar desde USB

Hace ya un par de años me compré un pendrive de 4GB con la idea de llenarlo de herramientas de recuperación de datos, antivirus, testeo, información del sistema… en definitiva cualquier utilidad que me pudiera hacer falta y que siempre va bien llevar encima.

Al poco tiempo me di cuenta que sería genial llevar un sistema operativo auto arrancable, como los famosos Live CD. Utilicé un par de herramientas de formateo de pendrives y probé con varios S.O., tanto Windows como Linux. Pero no se por qué razón, no hubo manera de hacer bootar el dichoso USB. Incluso llegué a leer que habían pendrives que no eran compatibles y no podían ser usados para arrancar un sistema. Supuse que el mio sería uno de esos y abandoné la idea… hasta hace una semana.

Con la llegada de la beta de Windows 7, retomé la idea de usar mi pendrive como unidad de arranque y al rato de googlear, dí con la solución. Tras estos sencillos pasos dejé lista mi copia de Windows 7 para ser instalada en cualquier PC (que reuna los requisitos mínimos de W7 y sea capaz de bootar desde un USB, claro):

Generar un USB de arranque

Insertamos el USB y arrancamos diskpart desde la consola de windows. Es una utilidad que nos va a ayudar a preparar el USB como USB de arranque. Su uso es muy sencillo.

Miramos los discos del equipo: list disk

Nos situamos en el disco en concreto: select disk 1 ( en mi caso el USB era el 1)

Borramos el contenido: clean

Creamos una partición: create partition primary

Nos situamos sobre ella para trabajar:  select partition 1

La marcamos como activa y determinamos el sector de arranque: active

La formateamos: format fs=ntfs label=”USB” quick

Asignamos unidad: assign

y salimos: exit

Con el usb preparado para arrancar, queda volcar el contenido de la imagen ISO (con Winrar por ejemplo) y ya tenemos un sistema operativo que arranca desde USB.

En algo menos de 30 minutos tenía el Windows 7 corriendo en mi HTPC, genial!.

Fuente: \\Brain\Backup

Windows Vista, no me sirves…

Hace unos años la empresa donde trabajo propuso revisar el tema del software original. Tras una auditoría de equipos vimos que el 98% de los equipos PC usaban un sistema operativo Windows pirata. Comprar licencias para todos los equipos era carísimo y se optó por ir renovando los equipos poco a poco y que cada nuevo PC que entrara en la empresa lo hiciera con su licencia de Windows correspondiente.

De esto hace ya un tiempo, y hoy ya superan el 50% los equipos con sistema operativo original. Todos se han adquirido con Windows XP Professional, un sistema a día de hoy totalmente fiable y que encaja perfectamente en la red servidor-cliente que tenemos montada.

Pero las dos últimas máquinas que se han comprado, unas DELL XPS 420, llegaron con Windows Vista (sí o sí)…

XPS420

Desde que fue lanzada la Beta del Vista he intentado acostumbrarme a él, por una inevitable curiosidad al principio, por pura avidez de conocimientos más tarde y últimamente por necesidad profesional. Cada vez son más los clientes con Vista, y cuando solicitan mis servicios como técnico debo saber cómo ayudarles. Por estas razones decidí que mi nuevo equipo del trabajo albergara el tan criticado S.O. de Microsoft. Los XPS entraron en la empresa el lunes:

· Lunes por la mañana
Se desembalan, se conectan y empezamos con la configuración básica del Vista.
Tras la primera configuración e instalar un par de programas, las unidades de DVD desaparecen. Debemos echar mano de la restauración del sistema… vuelta a empezar.

· Lunes por la tarde
La versión del Roxio Creador es muy básica y no nos permite grabar DVD de datos con el sistema ISO9600 al que nos obliga la empresa de duplicación. Se procede a su desinstalación. Solucionamos la desaparición de las unidades de DVD.

· Martes por la mañana
Se instala el software de Adobe sin problemas. Windows Vista resulta muy atractivo y poco a poco le vamos pillando el punto.

· Martes por la tarde
Empiezo a trabajar con el software de autoría de DVD. Funcionar, funciona, pero mucho más lento que con el XP. Tras montar varios menues fijos, empiezo a trabajar con vídeo. Imposible. En cuanto hago una simulación del menú animado, Scenarist provoca un error y se cierra. El resto de la tarde me la paso intentando solucionar el problema.

· Miércoles por la mañana
Me paso toda la mañana con el mismo problema, el Scenarist es incompatible con Windows Vista. Mi compañero y yo, con bastante cabreo encima, decidimos formatear e instalar XP Professional.

· Miércoles por la tarde
Dedicamos toda la tarde a volver a configurar el equipo, partiendo de que DELL no da soporte a XP para este PC y debemos buscar los drivers por otras vías. A última hora de la tarde ha quedado todo más o menos bien.

Windows Vista ha supuesto a la empresa tres días de nulo trabajo, configurando dos equipos que han acabado funcionando con dos XP Professional piratas.

¿Y ahora qué? ¿Debo decirle a los señores de DELL que me devuelvan el dinero de esas dos licencias que no voy a usar? He llamado al comercial de DELL explicándole el problema y me ha dicho que esos XPS se venden sólo con Windows Vista, que el XP Professional no sacaría partido a tanta potencia. En fín… debo admitir mi falta de previsión, debería haber comprobado que el programa de autoría funcionase correctamente en Vista antes de aventurarme a pedir esos equipos, pero parece que tanta publicidad sobre el Vista ha terminado por convencerme ciegamente.

Ha pasado ya un año desde que fue lanzado a bombo y platillo y no creo que el SP1 solucione todos los problemas que lleva arrastrando desde entonces. Espero y deseo que algún día pueda aprovechar esas dos licencias de Vista y decir un adiós definitivo al XP, pero de momento, las cosas están así, jodidas.