En una burbuja

A veces uno siente la necesidad de encerrarse en una burbuja que le proteja de malos pensamientos, sentirse arropado, retroceder en el tiempo y volver al vientre materno, libre de preocupaciones. Al menos un ratito, un descanso ante un cúmulo de circunstancias que te superan y que te llevan al colapso.

En esos momentos me pongo música relajante, canciones que he escuchado miles de veces y que me transportan suavemente a esa burbuja de paz y silencio. Suelo tener preparadas hasta dos horas de música, por si me apetece alargar la relajación.
Disfruto de cada nota, mi respiración baila una melodía serena y tranquila, mi cuerpo se va relajando y mi mente va callando, poco a poco. Unas veces bastan veinte minutos, otras más.

A medida que los pensamientos se van reduciendo y mi mente está más y más calmada, me imagino en esa burbuja, flotando, envuelto en un halo protector, una membrana que impide la entrada de más información y que tarde o temprano, me conducirá al silencio absoluto.

Cuando un pensamiento se acerca a la burbuja, choca contra la membrana e intenta entrar. Imagino que levanto el brazo, suavemente, le doy un golpecito al pensamiento y desaparece. Así con todos… Lo único que debe pasar por mi cabeza es:

Soy amor, puro amor
Soy una persona especial
No le deseo mal a nadie
Soy feliz, inmensamente feliz
Gracias

Al terminar la relajación, me inunda una maravillosa sensación de paz y harmonía. Suelo hacerlo en la cama, antes de ir a dormir. Así, tal como termino, me arropo y me acuesto. Al día siguiente me levanto lleno de energía y feliz, conmigo mismo, con la vida y con el mundo.

A veces, cuando algo me preocupa mucho, uso esta meditación para encontrar una respuesta. Al mantra usado anteriormente le sumo una pregunta, que sólo expongo cuando he conseguido un estado elevado de calma.
La pregunta debe ser sincera, honesta y debe hacerse sin esperar respuesta alguna. La lanzo al espacio infinito, doy gracias y continúo la relajación. El Yo interior responderá de una forma u otra, consciente de que nosotros somos, siempre, el origen y la solución al problema.

Anuncios

4 pensamientos en “En una burbuja

  1. Esa es una práctica muy sana, hay personas a las que les da miedo detenerse y mirar en su interior… No sé qué monstruosidad creen que van a encontrar dentro, ni con cuántas capas de barniz han escondido su alma. Aunque la excusa para no enfrentarse a ello suele ser: “No tengo tiempo”.
    Yo suelo imaginarme estirada en una balsa en medio de un lago rodeado de montañas… Siento el sol calentándome y el agua fría rozándome los dedos. La balsa va a la deriva, balanceándose en el agua, y los pensamientos vienen en forma de pequeñas ramitas, que puedo alejar soplando. No me ayuda ningún mantra, simplemente dejo que mi cuerpo note esas sensaciones: el calor, la humedad y frío en los dedos, la armonía de la naturaleza y de las montañas, una ligera brisa, cantos de pájaros y el sonido del chapoteo del agua contra la balsa… A veces me cuesta más, y otras menos, pero siempre acaban llegando la sonrisa, la tranquilidad y el amor cogidos de la mano.

  2. Un par de horas al FIFA me produce una sensación similar. La descarga de adrenalina se convierte en paz. Y no valen 10 minutos, ni treinta. La descarga has de ser total.
    No encuentro respuestas al final, pero tampoco las busco.

  3. Pasados unos minutos de meditación, la energía fluye por tu columna y te mece suavemente… Es una sensación increíble, dejas el cuerpo suelto y él mismo se tambalea, sólo tienes que dejarte llevar. Eso no te lo proporciona ningún juego.
    A mí jugar al Tzar después de una larga jornada de trabajo también me relaja y divierte mucho, pero no es lo mismo.
    Mucha gente no sabe, o no entiende, lo importante que es este tiempo en silencio, detener el mundo un instante y dedicártelo a tí, a tratar de calmar la mente, eliminar prejuicios, malos pensamientos, sentimientos de culpa, estrés… cualquier negatividad.

  4. Yo prefiero realizar la relajación físicamente … y por eso me voy al borde del mar, a que el agua choque contra mis tobillos … mejor incluso si es en invierno …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s