Vivir el presente

A veces me gusta jugar a echar la vista atrás, repasar mi vida y montar el puzzle. Porque, qué es la vida  si no un puñado de piezas que van encajando, día tras día. Da lo mismo que retroceda dos años que diez, las piezas siempre encajan. Me divierte recordar las cosas que hice a los 16 años, la gente que conocí, las decisiones que tomé y como han repercutido en mi vida, como gotas de agua provocando ondas que viajan a través del tiempo, sin detenerse. Todo aquello que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad, todo nos acaba influyendo en algún momento, tarde o temprano.

Por eso creo que hay que vivir sembrando semillas de alegría, de humildad, de esperanza, de amistad, de bondad. Si recorro mi vida dejando atrás tristeza, desesperanza, odio y rabia, eso me encontraré en el futuro. Una vez una amiga me dijo ‘el futuro no existe, deja de preocuparte por él’. Razón no le falta, debemos focalizar nuestra atención en el presente, es lo único que importa. Tan solo debo recordar las decisiones que tomé en mi juventud (mi presente por aquel entonces) y darme cuenta como se ha ido construyendo mi futuro, pieza a pieza.
La huella que dejamos en la gente y los conocimientos que vamos adquiriendo son semillas que echan raíces y que brotan ante nuestros ojos, años, décadas más tarde.

Sembrar

Debemos aprender, y yo el primero, en confiar. Dejar de preocuparnos por el día de mañana, o al menos no más allá de lo que dicta el sentido común. Como dice mi querida Milagros, ‘Dios proveerá’. O lo que es lo mismo, ‘Recogerás lo que has sembrado’.

Hace poco Ana compartió en Facebook una entrevista a Elsa Punset, quien nos hablaba de la suerte. Si le dedicáis los 12 minutos que dura el vídeo, os daréis cuenta de la importancia de vivir el ahora y de prestar atención a los detalles, a tener los ojos abiertos y no dejar escapar esa oportunidad que nos brinda el presente, y que puede ser de vital importancia en el futuro.

En la web psicología-positiva tienen ocho áreas que resumen a la perfección cómo debemos construir nuestro presente: Optimismo, Resiliencia, Flow, Felicidad, Creatividad, Humor, Inteligencia Emocional y Fortalezas Personales.
Vivir la vida con optimismo, confiando en que el futuro nos dará lo que necesitemos; y que si no es así, nos dará la fuerza necesaria para superar las adversidades; dedicar tiempo a una actividad que esté a la altura de nuestras destrezas y que nos ayude a fluir; porque eso nos aportará felicidad; se creativo, cocinando, dibujando, escribiendo, interpretando, cantando…; sonríe, la risa es una de las mejores medicinas; emociónate y trata de entender las emociones de los demás; forja tu personalidad en base a unos principios básicos (sabiduría, coraje, humanidad, justicia, moderación y trascendencia).

Anuncios