Nuevos AMD Phenom X4 y X3

AMD ha presentado una nueva hornada de procesadores Phenom X4, con revisión B3 y libres de la errata del TLB. Con la idea de darle un aire nuevo a esta gama, han decidido bautizarlos con los siguientes nombres:

· Phenom 9850 ‘Black Edition’ (2.5GHz, 125W, 2MB L2, 2MB L3, HT 4000MHz y socket AM2+)
· Phenom 9750 (2.4GHz, 95W, 2MB L2, 2MB L3, HT 3600MHz y socket AM2+)
· Phenom 9750 (2.4GHz, 125W, 2MB L2, 2MB L3, HT 3600MHz y socket AM2+)
· Phenom 9650 (2.3GHz, 95W, 2MB L2, 2MB L3, HT 3600MHz y socket AM2+)

Phenom X3Phenom X4

También presentaron los tan comentados Phenom X3, procesadores con tres cores. Al parecer, AMD tiene intención de promocionar sus X3 junto al nuevo chipset 780G, consiguiendo de esta manera un equipo barato y potente para acometer cualquier tarea multimedia. AMD ha querido dejar muy claro que los Phenom X3 no son X4 con un core defectuoso, si no una muestra del liderazgo de AMD en el diseño de procesadores y una estrategia de fabricación.
Inicialmente serán lanzados dos modelos:

· Phenom X3 8600 (2.3GHz, 95W, 1.5MB L2, 2MB L3, HT 3.0 y socket AM2+)
· Phenom X3 8400 (2.1GHz, 95W, 1.5MB L2, 2MB L3, HT 3.0 y socket AM2+)

Y para acabar, ya tenemos el primer procesador de AMD para equipos de escritorio de 65W, el Phenom X4 9100e.

· Phenom X4 9100e (1.8GHz, 65W, 2MB L2, 2MB L3, HT 3.0 y socket AM2+)

A su bajo consumo se le unen una serie de interesantes inovaciones de ahorro de energía:

· Cool’n’Quiet 2.0
· AMD CoolCore, tecnología que permite desactivar partes del procesador que no sean necesarias
· Independent Dynamic Core Technology, adaptando el consumo de cada core independientemente
· Dual Dynamic Power Management, la cual varía el voltaje del procesador y del controlador de memoria por separado para un mayor control del rendimiento del sistema
· AMD Wideband Frequency Control, para cambios de estado de energía más ágiles
· Multi-Point Thermal Control, múltiples sensores de temperatura

Plextor PX-B920SA, nueva unidad Blu-Ray

La nueva grabadora Blu-Ray de Plextor recibe el nombre de PX-B920SA, es capaz de grabar discos BD-R de simple y doble capa a 4x (18MB/s) y regrabables BD-RW a 2x. Como lector puede leer BD a 4.8x y HD-DVD a 3x.

Plextor B920SA

Para el apartado de DVD, graba DVD±R a 16x y DVD±R DL a 4x, DVD+RW a 8x, DVD-RW a 6x y DVD-RAM a 5x. Como lector alcanza los 6x.
Y en cuanto a CD, CD-R a 40x, CD-RW a 24x y lee a 40x.
La PX-B920SA se conecta como unidad interna a través del interfaz SATA, incorpora 4MB de buffer y capacidad LightScribe.
Incluye un completo pack de software y su precio ronda los 350€. Tal vez no sea un regalo, pero grabar 25GB en poco más de 23 minutos tiene su atractivo.

LCD Zalman Trimon

Zalman, conocido fabricante de ventiladores y disipadores entre otras cosas, se ha aventurado a entrar en el difícil mundo de los monitores LCD. Conocedores del gran abanico de opciones que disponen hoy en día los usuarios, han querido estrenarse con un par de monitores diferentes, o al menos con un extra que los diferencie de los demás.
El ZM-M220W y el ZM-M190 incorporan un modo de visualización 3D que con las gafas pertinentes, añadirán una profundidad y un realismo extraordinario a nuestros momentos de ocio o trabajo.

Zalman LCD

Para activar el Trimon tan solo deberemos pulsar el botón Mode del monitor y enfundarnos las gafas 3D. Sencillo, como a mí me gusta.
El apartado técnico es más que correcto:


ZM-M220W
Tamaño pantalla: 22” (panorámico)
Resolución: 1680×1050
Tamaño píxel: 0.28mm
Brillo: 300-400 cd/m
Contraste: 1000:1
Ángulo visión: 2D: 160º / 3D: 90º
Tiempo de respuesta: 5ms
Altavoces: 2W x 2
Conexión: D-SUB / DVI-D
Peso: 9.8Kg

ZM-M190
Tamaño pantalla: 19” (4:3)
Resolución: 1280×1024
Tamaño píxel: 0.294mm
Brillo: 300 cd/m
Contraste: 1000:1
Ángulo visión: 2D: 160º / 3D: 90º
Tiempo de respuesta: 5ms
Altavoces: 2W x 2
Conexión: D-SUB / DVI-D
Peso: 9.5Kg

Los precios rondan los 389€ para el de 19” y 489€ para el de 22” panorámico. Habrá que probarlos.

And the winner is… Blu-Ray

He tenido la gran suerte de nacer y crecer en un país en paz. Sólo he visto las guerras por televisión y lo más cerca que he estado de una de ellas ha sido jugando al Call of Duty y similares. Hoy en día se libran guerras en varios lugares del mundo, pero yo permanezco distante, ocurren lejos de mi hogar y no me afectan directamente.

Al margen de estas guerras, existen otras que nacen con la finalidad de convertir una idea en estándar. La sociedad crea una necesidad (¿o lo hacen las grandes corporaciones?), aparecen soluciones y debe elegirse cual de ellas es la más idónea. La elegida se convertirá en la norma a seguir. Ejemplo de ello es la llamada ‘guerra de formatos’, una batalla en busca del contenedor perfecto para contenidos en alta definición.

 

HD Logos

 

Estoy completamente rendido a la alta definición, tengo una señora televisión en el salón que me proporciona grandes momentos de placer visual y cualquier contenido que no sea igual o superior a 720p me parece ya borroso. Pero no nos engañemos, el HD no representa un cambio como el que supuso pasar del VHS al DVD. Es una evolución del DVD, lo mismo pero mejor. Y el dinero que me gasté en renovar mi colección de películas VHS, comprando los mismos títulos en el nuevo y maravilloso formato digital, no volverá a ocurrir con la aparición del HD.

Así pues, esta guerra de formatos ha pasado por delante de mis narices como quien ve llover. Las razones que me han llevado a tal pasotismo son:

1.Incertidumbre
Una guerra es una guerra, aunque sea de formatos. Como decía el eslogan de aquella famosa película, sólo puede quedar uno. Personalmente, después de ver lo que pasó con los DVD-R y los DVD+R, pensaba que el HD-DVD y el Blu-Ray podrían coexistir, pero parece que la batalla iba en serio y que en este jugoso mercado sólo había sitio para uno. El Blu-Ray de Sony se ha llevado el gato al agua y dentro de un tiempo sólo saldrán a la venta títulos en ese formato.

2.Precio
En los tiempos que corren, donde un lector de DVD te cuesta menos de 50€, pagar 500€ (o más) por un lector de alta definición se me antoja excesivo. Y estando el DVD de capa caída con precios de 6€ por película, pagar 30€ por un Blu-Ray pues más de lo mismo. Esto, unido a la incertidumbre, ha provocado que prefiriese esperar un tiempo. Más adelante veré si con un lector de BD en mi HTPC tengo suficiente, si vale la pena comprar un lector independiente o finalmente paso de todo y sigo con mi punto 3.

3.x264
El codec x264 ha supuesto para el HD lo que el DivX supuso para el DVD. Una alternativa cómoda, accesible y gratis para la alta definición. Atrás quedaron los tiempos de bajar al videoclub a alquilar el estreno de la semana y volver a casa con una película del mes pasado porque todos los estrenos ya estaban alquilados. Ahora las cosas han cambiado, los estrenos se descargan de la red, se comparten…
Tal vez algún día, con la llegada de la HDTV a España, podamos disfrutar de una taquilla en alta definición cómoda, accesible y… a un precio razonable.

4. Coleccionismo
Hace años empecé, casi sin querer, una colección de fotos. Pasados un par de años, mi colección llenaba ya un CD. Cuando la di por acabada, contenía 149.027 fotos, 130 vídeos y ocupaba la friolera de 15,29 GB.

Con la llegada del DVD fui migrando mis VHS a ese formato, creando de nuevo, otra colección. Pero llegó un día que, mirando la estantería, vi que tenía varias películas todavía precintadas, y que de nuevo estaba creando una colección que no tenía ningún sentido. Me cansé de coleccionar, de almacenar por puro capricho.

Desde entonces no he comprado más películas, las descargo de Internet, las veo y las borro. Ni el Blu-Ray ni las bondades de la alta definición me han tentado a crear una nueva, cara e inútil colección. Creo que con las casi 150 mil fotos llené de por vida mi ansia de coleccionar.

Personalmente me alegro de que haya terminado esta estúpida guerra, si hubieran llegado a un acuerdo desde el principio, los consumidores lo habrían tenido más fácil y las distribuidoras habrían sacado sus títulos en un único formato en lugar de dos. Todo ha sido una pérdida de tiempo y de dinero.
HD-DVD, descansa en paz…